Sansa Stark en Tormenta de Espadas

Después que Margaery Tyrell tomara su lugar como prometida de Joffrey, Sansa sintió una verdadera satisfacción al saber que no se casaría con ese monstruo convertido en Rey. Los Tyrell, quienes financian y colaboran para el bienestar de Desembarco del Rey, obviamente desean su peldaño en el poder, junto a los Lannister, por lo que la boda real se convierte en un acontecimiento de gran envergadura y la tranquilidad de la joven.

Sansa, desconfiada de todo aquel que se le acerca, sobrevive e intenta adaptarse a los cambios que vive. Es por esto que Margaery Tyrell la invita conocer a su abuela, Lady Olenna o “la Reina de las Espinas”. En la comida, Lady Olenna interroga a Sansa respecto a Joffrey. Asustada, intenta mantener la imagen integra de su rey, no obstante, la Stark reconoce que el rey es un salvaje e implora a que Margaery no se case con él.

El chico tiene un aspecto majestuoso, sin duda. Algo pagado de sí mismo, pero eso se deberá seguramente a su sangre de Lannister. Sin embargo, hemos oído algunas historias preocupantes. ¿Hay algo de cierto en ellas? ¿Te ha maltratado ese chico?

Junto a Ser Dontos, siguen planeando su escape de la Capital, el cual se llevará a cabo luego de la boda real. Allí, Sansa se da cuenta que todos la desean por sus derechos sobre Invernalia. Su futuro está determinado por tal característica, lo que significa que nadie se preocupe por lo que siente la Stark. (Aunque sus sentimientos a ratos caen en sentimentalismos, idealismos y cosas de niñas).

Engañada con un vestido, se casa con Tyrion Lannister. Sin sospecharlo, se enfrenta a una situación que ella soñó de otra manera, llena de belleza, tranquilidad, delicadeza y ternura. En cambio, Tyrion tiene una gran cicatriz en su cara, producto de la batalla de Aguasnegras, lo que le produce mas repugnancia. Aterrada por la perspectiva de encamarse con un Enano, Sansa intenta sobrellevar todo de manera obediente, tanto que exaspera.

—Sí. Eres pupila de la corona. Dado que tu hermano es un traidor deshonrado, el rey ocupa el lugar de tu padre, lo que significa que tiene derecho a disponer de tu mano. Te vas a casar con mi hermano Tyrion.

«¡Es tan feo…! —pensó Sansa cuando acercó el rostro al suyo—. Es aún más feo que el Perro».

La boda parece ser una verdadera tortura para Sansa. Sentada al lado de su esposo, apenas come y bebe. Molesta, observa como Joffrey se comporta como un niño con sus regalos de boda. Para su fortuna, Tyrion no consuma su matrimonio.

Así es como finalmente huye de Desembarco del Rey, sin enterarse de lo que le suceda a su esposo. Ayudada por Ser Dontos, escucha como en la ciudad  las campanas, anuncian la muerte del Rey. No sabe si el Ser verdaderamente la ayuda o si es una trampa, Sansa se deja llevar por la situación, entre asustada y esperanzada por que ésta mejore.

Y mejora, en cierta manera. Sansa escapa de Joffrey para caer en las manos de Petyr, el personaje que está detrás de todas las conspiraciones en el Reino. Bueno, quizás exagero, pero en este momento particular del libro se descubre la trama que existe para matar a Joffrey, perpetrada entre Petyr y Lady Olenna. Sorprendida, pero sin muchas chances de opinar, Sansa se deja llevar por el Meñique, quien le jura llevarla a casa.

Es así es como llegan al Nido de Aguilas, donde está su tia Lissa Arryn, la loca. En serio, el calificativo le calza justo, pero verdaderamente es esquizofrenica. Celosa de Petyr y su hijo Robert, sospecha de cada uno de los pasos de Sansa mientras está en el Nido. No obstante, es su esposo quien se encarga de acabar con ella.

Le dio un empujón brusco, breve. Lysa cayó hacia atrás y resbaló en el mármol mojado. Y desapareció. No gritó en ningún momento. Durante largos segundos no se oyó más sonido que el del viento. —La habéis… la habéis… —Marillion lo miraba boquiabierto. Los guardias seguían gritando al otro lado de la puerta, golpeándola con las a Sansa a ponerse en pie. —¿Estáis herida? —Ella negó con la cabeza—. Entonces, deprisa, abrid la puerta, que entren mis guardias —dijo—. No hay tiempo que perder. Este bardo ha asesinado a mi señora esposa.

Anuncios

Acerca de Juanma Droguett

Casi Bibliotecario
Esta entrada fue publicada en Tormenta de Espadas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s